actualización de Windows 10

Microsoft relanza una nueva versión de la problemática actualización de Windows 10 October 2018 Update

Parece que la actualización de Windows 10 verá la luz. Luego de tener algunos “pequeños problemas” en las actualizaciones como la perdida de archivos de los usuarios Microsoft lanza su fallida actualización teoricamente corregida.

Tras cinco semanas de espera Microsoft ha relanzado una versión corregida de la actualización de Windows 10 October 2018 Update. El encargado del comunicado para informar de la noticia ha sido John Cable, que ha hecho un repaso a la problemática de la pérdida de datos causada a comienzos del mes pasado, por la cual decidieron retirar la actualización de Windows Update.

El Director de Gestión de Programas también ha aclarado que el nuevo despliegue de la versión 1809 de Windows 10 se debe a haber arreglado el bug más grave del sistema y haber probado la nueva versión de forma extensa, con datos de los Insiders y de otros muchos dispositivos que se habían actualizado. La conclusión a la que han llegado es que “el borrado de archivos ha desaparecido”.

Microsoft aplicará más cautela a las actualizaciones de Windows 10 para evitar incompatibilidades, pero ese no ha sido el problema del October 2018 Update.

Si Microsoft detecta algo que pueda ocasionar un problema futuro, Windows Update no actualizará el sistema hasta que se haya solucionado. Es una buena decisión de Microsoft, y seguro que ayuda a que las actualizaciones generen menos errores, pero los muchos errores con los que ha contado la actualización 1809 no han sido, en principio, causados por los usuarios, sino por bugs no examinados a fondo por los desarrolladores de Windows 10.

Vos te animas a instalarla o preferirias esperar a que se detecten nuevos fallos?

actualizaciones de Windows 10

Problemas con las actualizaciones de Windows 10

Microsoft decidió retirar la actualización de Windows 10 October 2018 y pausar el lanzamiento progresivo de la actualización en todos los equipos. Esta decisión se tomó tras varios reportes de usuarios cuyos archivos estaban siendo borrados después de instalar la última versión del sistema.

Esta no es la primera vez que una actualización de Windows 10 viene con algunos problemas. La actualización de abril de 2018 borró escritorios, se verificaron bugs por parches para arreglar bugs, impedir la instalación en ciertos SSD, o hasta bloquear equipos por usar Cortana y Chrome.  El problema es que Windows 10 tiene un sistema de actualizaciones terrible.

Windows Update es tan ineficiente que es incapaz de verificar automáticamente si hay espacio para descargar e instalar los archivos de una nueva versión y Microsoft en lugar de solucionarlo le pide al usuario que verifique si tiene suficiente espacio en disco.

Así que si tienes un equipo con poco espacio de almacenamiento libre, o ya de por sí con un disco pequeño, las actualizaciones de Windows 10 pueden fallar en tu ordenador. Pero no contento con esto, igual te llena el disco con los archivos que descarga y no puede instalar.

Ademas Microsoft decidió que todas las actualizaciones de Windows 10 deberían ser obligatorias. El problema es que el sistema no hace distinción entre las actualizaciones de seguridad y las de nuevas características.

Que las actualizaciones de seguridad sean obligatorias y se descarguen e instalen sin siquiera preguntar al usuario más allá de avisar de un reinicio, es algo que tiene más positivos que negativos, a cambio de una molestia menor de vez en cuando tienes un sistema parcheado y protegido la mayoría del tiempo.

Ahora, que esto aplique de la misma forma para actualizaciones de características justamente como las que recibimos dos veces al año, unas que tienen un historial bastante desastroso es más negativo que positivo.

Desactivar actualizaciones de Windows 10

Si usas Windows 10 Home, la versión más común entre ordenadores personales de gama baja y media, no existe niguna opción para desactivar o pausar las actualizaciones automáticas. Esto quiere decir que no hay forma de evitar (sin trucos y piruetas) que Windows descargue actualizaciones y las instale, sin importar que no tengas espacio en disco o que la actualización tenga problemas con tu equipo.

Si usas Windows 10 Pro, puedes retrasar las actualizaciones, pero solo por tiempo limitado. Al menos existe la opción, y el usuario puede hacer esto (de forma manual) si prefiere esperar a que la última versión se encuentre en un estado más estable.

AMD Radeon

AMD Radeon dejará de actualizar drivers para sistemas operativos de 32 bits

AMD Radeon

AMD Radeon dejará de actualizar drivers para sistemas operativos de 32 bits.

Hace tiempo que los sistemas operativos de 32 bits y sus limitaciones dejaron de ser la opción mayoritaria en los ordenadores domésticos. Aún así, todavía hay bastantes compañías que mantenían lanzamientos periódicos de sus drivers para estos sistemas operativos para ir abandonado este soporte progresivamente.

AMD fué una de las últimas compañías que dijo adiós al soporte actualizado de drivers para sistemas operativos de 32 bits en sus gráficas, un movimiento que NVIDIA realizó hace algún tiempo y que ahora llega a las gráficas Radeon.

Los recientes drivers AMD Radeon Software Adrenalin Edition 18.10.1 ya llegaron únicamente con soporte para Windows de 64 bits dejando fuera a las versiones de 32 bits y la compañía confirmó que movieron el soporte de drivers de 32 bits a “Legacy” , por lo que no veremos nuevos lanzamientos salvo que sea necesario algún parche importante de seguridad.

De esta manera AMD centrará sus recursos en desarrollar únicamente drivers de 64 bits. Los últimos juegos y aplicaciones del mercado ya requieren de sistemas operativos de 64 bits y los fabricantes suponen que prácticamente nadie va a utilizar un ordenador para jugar a nuevos títulos instalando un sistema operativo de 32 bits.

Lo que aparentemente no tienen en cuenta los fabricantes es que la placa que vendieron a un usuario no deberia tener fecha de vencimiento por lo cual deberían continuar dando actualizaciones de drivers para todas las plataformas.

 

 

 

procesadores intel

Intel dejará de fabricar algunos de sus procesadores de gama baja

procesadores intel

Intel dejará de fabricar algunos de sus procesadores de gama baja entre los que encontramos las lineas Atom, Celeron y Pentium. La producción sería derivada a la empresa TSMC .

Intel está teniendo graves problemas con la producción de 14 nm, ya que no está dando abasto a la alta demanda que está teniendo de sus chips. La compañía reportó en el tercer trimestre un 19% más de ingresos y un 42% más de beneficios a pesar de esta escasez, y ahora van a tener que depender de otra empresa para fabricar algunos de sus procesadores.

TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) será la encargada de fabricar la gama baja de procesadores Intel. Los procesadores serían los de las lineas Atom, Celeron y Pentium de Intel, mientras que la familia Xeon y Core seguirá siendo manufacturada en las fábricas de Intel, las cuales son las que más porcentaje de beneficio les aportan. La compañía ha tenido que recurrir a TSMC por ser el único capaz de fabricar chips con la celeridad que Intel requiere.

Además Intel también estaría externalizando la fabricación de algunos de sus chipsets para motherboards después de haber recurrido a unos de 22 nm en lugar de los 14 nm que llevan ya años usando.

Intel ha tenido que recurrir a esta medida extraordinaria después de que la escasez de procesadores iniciada en la segunda mitad de 2018 en el segmento de consumidores se haya extendido al sector industrial y de servidores. Los procesadores Xeon son los que más beneficios aportan a la empresa, y no pueden permitirse no poder suplir la demanda de esos chips que tan importantes son para su negocio.

Por ello, Intel anunció hace unos meses que iban a invertir 1.000 millones de dólares en expandir sus plantas de fabricación de 14 nanómetros (sobre todo para la gama Xeon y Core), las cuales van a seguir usando hasta bien entrado 2020, que será cuando empiecen a normalizar la producción de procesadores de 10 nm. Mientras tanto, AMD ya tendrá chips de 7 nm en el mercado el próximo mes de abril.

Según las previsiones actuales, la compañía espera que la producción se normalice a partir del primer trimestre de 2019.

Las fuentes que han confirmado esta información a Digitimes afirman que TSMC e Intel llevan en conversaciones desde mediados de 2018 para externalizar parte de la producción. Esta no es la primera vez que ambas compañías trabajan juntas, ya que en 2009 TSMC usó la arquitectura de los procesadores Atom para fabricar chips, además de crear el SoFIA para Intel en 2013. Además, actualmente TSMC fabrica toda la gama de FPGA de Intel.

De cara al usuario esto puede afectar en diversos factores. En primer lugar, el precio de los chips debería bajar en los próximos meses. En segundo lugar, esto abre la puerta a que Intel estreche lazos aún más con TSMC, y en el caso de que se les sigan atragantando los 10 nm, recurrir a sus procesadores de 7 nm a partir del año que viene. Estaremos atentos ante futuros anuncios al respecto.

× Necesitas ayuda?